Misión

La Universidad de San Buenaventura es una institución de educación superior que, desde sus principios católicos y franciscanos, presta servicios educativos de calidad para formar integralmente al ser humano y contribuir a la transformación de la sociedad.

Cuatro elementos importantes componen la misión de la Universidad de San Buenaventura:

1. El reconocimiento de que somos una Institución de Educación Superior

Esta es una afirmación que nos recuerda los compromisos legales, éticos y académicos de ser, llamarse y presentarse como una Universidad. Identidad que desde la misión se convierte en un camino de servicio a la educación de hombres y mujeres que encuentran aquí un espacio adecuado para el desarrollo de su proyecto de formación. Identificarse como Institución de Educación Superior es comprometerse con el avance de las disciplinas que aquí se concentran: la educación, la ingeniería, la psicología, la administración, la arquitectura, la filosofía, la teología, el derecho y la salud.

2. Desde los principios católicos y franciscanos, forma integralmente al ser humano

La Universidad de San Buenaventura se presenta ante la sociedad como una Universidad que encuentra en las páginas del Evangelio los principios esenciales de relacionamiento con Dios, con los otros y con la naturaleza. Enunciar con claridad y precisión los principios católicos es darle un norte y guía a nuestro ser y quehacer. Como centro la persona y, luego, el interés por ofrecer una formación que entregue a la sociedad no sólo profesionales sino, ante todo, seres humanos íntegros. En este mismo orden de ideas se presentan y promueven los principios franciscanos: la pedagogía de la cercanía; el reconocer que, si todos somos hijos de Dios, luego somos hermanos, sin disculpas, sin distancias, sin excusas. Todo hombre, toda mujer es hermano y hermana y, por supuesto, a esta concepción de fraternidad se debe sumar el respeto por la casa común, como llama el Papa Francisco a la creación, a la naturaleza. Dicho de otra manera, los principios católicos y franciscanos ponen en el centro de nuestro trabajo al ser humano y nos convocan a trabajar con mayor intensidad por el respeto y la valoración de la naturaleza.

3. Presta servicios educativos de calidad

Este, sin duda, es un compromiso y reto que la Universidad debe asumir. Hoy la cultura de la calidad es una realidad en esta Institución bonaventuriana. Cultura que se traduce en el mejoramiento continuo de los procesos y procedimientos administrativos y por supuesto académicos, que contribuyan a ofrecer productos y servicios que se identifiquen y reconozcan por la calidad. Bien sabemos que la calidad no es un puerto de llegada sino un itinerario constante que compromete a todos los miembros de la comunidad universitaria.

4. Contribuye a la transformación de la sociedad

Es misión y responsabilidad de la Universidad comprometerse siempre y comprometer a los miembros de la institución en la transformación del entorno, en la interpelación de la realidad que afrontamos, en la búsqueda de nuevos interrogantes que promuevan la reflexión y el cambio, en la promoción del respeto y la valoración de la persona en las culturas con las que interactúa. Dicho propósito se lleva a cabo en el desarrollo de las funciones sustantivas, desde la labor e interacción del profesor y del estudiante; en la producción del investigador y en el compromiso que a nivel del bienestar institucional y la proyección social se alcanza a través de proyectos que impacten a la sociedad.