Universidad de San Bueanaventura

Estudiantes de Arquitectura de la Universidad lograron el primer lugar del concurso Internacional LAB Ideas

Valora este artículo
(0 votos)
Posted on Mayo 20, 2019

 

 

Estudiantes de Arquitectura de la Universidad lograron el primer lugar del concurso Internacional LAB Ideas

 

 

¡Qué talento! Los estudiantes Luisa María Gil Restrepo, Verónica López Vélez y Juan Pablo Henao Zapata, del programa de Arquitectura de la Universidad de San Buenaventura Medellín ganaron el primer lugar del concurso internacional LAB Ideas, gracias a una propuesta integrada sobre vivienda social, equipamiento y espacio público en la Comuna 2 de Medellín.

 

“LAB ideas es una plataforma digital que tiene como finalidad hacer reflexión y crítica sobre temas como el urbanismo, la arquitectura y la comunidad; un espacio para pensar en las problemáticas de un territorio y buscar soluciones desde diferentes perspectivas y posiciones. Es una plataforma internacional con jurados de alto nivel de diferentes países, done se desarrollan diferentes propuestas que mejoren el hábitat en el que vivimos”, fue la explicación de los estudiantes sobre el concurso.

 

Con seriedad, responsabilidad y un gran trabajo, los Bonaventurianos planearon desde finales del semestre pasado un trabajo que cumpliera con las características del concurso: “LAB ideas pedía que en la comuna 2 de Medellín (Santa Cruz) se realizara una propuesta de vivienda social, equipamiento y espacio público, más específicamente en un barrio no reconocido como tal, llamado Sinaí. Nuestra propuesta se basó principalmente en estudiar a profundidad el sector y los habitantes; sus tradiciones, sus actividades, sus lugares reconocidos, etc. Nos concentramos en encontrar esas cosas que queríamos resaltar del lugar y de allí mismo surgió la propuesta”.

 

Luisa María, Verónica y Juan Pablo, también explicaron el desarrollo de este trabajo que ocupó el primer lugar, entre proyectos de México, Argentina, Costa Rica, entre otros: “Se desarrolló a partir de unos ejes transversales existentes que conectan el río, el barrio y la vía Carabobo; se plantearon diferentes tipos de espacios públicos, teniendo en cuenta usos y jerarquías; se diseñaron varias tipologías de bloques de viviendas, pensando en los usos mixtos y áreas de cada vivienda según el número de habitantes. Buscamos que la propuesta dignificara el estilo de vida de las personas, de la importancia que tiene la calle como lugar de encuentro, de paso, de eventos; pensamos en la posibilidad de poder crecer las tipologías y adaptarlas a sus necesidades, en la autoconstrucción; finalmente nos imaginamos un barrio no solo de personas, los animales, el río, las plantas, también hacen parte fundamental de este”.

 

Esta idea fue la que llamó la atención de los nueve jurados, quienes destacaron el trabajo de los antioqueños al entregar su veredicto: “El proyecto entiende que no solamente el espacio es vital para la vivienda, sino, además su conexión con el contexto. La red de espacio con la localidad, integra el proyecto con su contexto y vitaliza la realidad de la vivienda como entorno social bajo un pensamiento de progresividad. Pudo explorar aún más la tipología de la vivienda, pero como ejercicio básico y frente a la realidad de la vivienda en Medellín y la posibilidad de su construcción, se convierte en idea inicial para lograr un proyecto interesante que se articula con el espacio público”.

 

Los estudiantes recibieron este premio con alegría e ilusión en su camino como arquitectos: “Es muy gratificante, principalmente porque el lugar a intervenir era en Medellín, eso nos daba la oportunidad de conocerlo, apropiarnos y pensarlo desde una perspectiva más interna y después de hacerlo de manera juiciosa, obtuvimos un resultado que nos gustó mucho y del cual nos sentimos orgullosos. Sin embargo, los competidores de otros países, tienen herramientas o visiones muy interesantes y diferentes. En las memorias se ven cosas muy seductoras, ideas e imágenes que transmiten mucho”.

 

Y destacaron además la importancia de recibir un premio internacional, porque les da la oportunidad de mostrarles a sus profesores, compañeros y familias la clase de arquitectos en la que esperan convertirse: “Esto motiva mucho, ayuda a creer en uno mismo, sentir que se es capaz, que se pueden lograr las cosas. Invertimos mucho tiempo y esfuerzo y llegamos a una propuesta, desde lo general a un alto nivel de detalles que nos permitió obtener un sentimiento de satisfacción. La reflexión que este concurso nos permitió realizar, nos recuerda que podemos y debemos hacer una arquitectura diferente; que es posible diseñar con conciencia espacios saludables y para el disfrute de todos. Es una pequeña muestra de los arquitectos en quienes nos queremos convertir”.

 

El segundo lugar fue para Ramón Villegas Rodríguez de Venezuela y el tercero fue para Camilo Andrés Garcés Bravo, María Alejandra Duque Jiménez, Jhonatan Medina Asprilla, Sara Lugo Montoya, Gerson Gómez y Nicolás Weir Restrepo, de Colombia.

 

 

 

 

Fuente: Facultad de Artes Integradas

Visto 2554 veces Modificado por última vez en Lunes, 20 Mayo 2019 14:40
Publicado en Noticias y Eventos

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.